REVISTA ESPECIAL PRIMER SEMESTRE 2019
LANUS
REVISTA ESPECIAL PRIMER SEMESTRE 2019
ANUNCIÁ EN LA HORA JUVENIL
face la hora juvenil
CANAL LA HORA JUVENIL
Decile No A las Drogas!
Insta La Hora Juvenil
LatinCloud
PSICOLOGíA DEPORTIVA
DIARIO LEPROSO
29.08.2009
Profe Salorio
LA PRESIÓN EN EL FUTBOLISTA

Con esta nota, el Profesor Gerardo Salorio, abre su columna semanal en el medio dedicado en forma exclusiva al fútbol formativo de la República Argentina, La Hora Juvenil. Bienvenidos a esta sección de lujo.

Ampliar

Foto ilustrativa: Nora Goya.

Que palabra la presión, no la vení­s soportando a lo largo de tu vida, te lo voy a demostrar en estas lí­neas que son simples recuerdos de tu niñez.
Cuando comenzaste el jardí­n, todo para vos era un juego, mamá te mandaba de punta en blanco, con ese guardapolvo almidonado y ese peinado achatado que para ella le hacia sentir que tení­a un hombre mas en su casa. Además de esos zapatos lustrados, que con solamente agacharte podí­as observar el reflejo de tu cara.
Tu llegada al jardí­n era como transportarte al mundo de los juegos nuevos, chapita que encontrabas por el suelo la pateabas, además de revolcarte con todo tu cuerpo en cualquier juego que propusieran tus amigos.
El timbre de salida te volví­a a marcar la realidad, se terminaban los juegos y la vuelta a casa estaba al llegar.
A la salida la cara de tu madre te estaba esperando, y en ese preciso momento recibiste tu primera presión. "Mira como estas todo revuelto, los zapatos están un desastre hoy no miras los dibujitos".
Sin darte cuenta tuviste tu primera presión, que era que si no te comportaras como ella querí­a no veí­as tus ansiados dibujitos animados.
La segunda que tuviste fue una muy famosa, la cual la soportamos todos con nuestras madres.
Si no te equivocas la famosa leche, y ella se apoderaba de vos para que consumieras ese producto que en muchas veces odiaste, con la simple frase con la cual te presionaba. "Si no la tomas no salí­s a jugar con tus amigos".
Fuiste creciendo y además de tu escuela y amigos del barrio, te fuiste destacando en el fútbol, el que observó ese crecimiento fue tu papá, que te acercó a tu club del barrio para hacer tus primeros pasos con esa cosa linda llamada pelota.
Vos no sabí­as lo que era un saque lateral, ni tampoco hacia que arco tení­as que patear.
Pero llegó tu primer gran dí­a, tení­as nada mas que 7 años, ese dí­a debutabas con camiseta, pantalones y hasta medias de futbolista.
Tu casa quedo desierta si hasta tu mascota querida, tu perro pancho lo llevaron a ver al nuevo crack.
Lo que para vos iba a ser un simple juego contra otros niños de tu edad se presentó como un problema, que a lo largo de los años como futbolistas ibas a tener que soportar. En el vestuario te encontraste con un señor que te explicaba lo que tení­as que hacer y lo que no debí­as realizar.
Tu juego ya no era tan simple, tení­as obligaciones a cumplir por ese señor que tu padre le llamaba técnico.
Saliste al campo de juego y recibiste tu primera ovación, si hasta un vamos Carlitos resaltó en la tribuna, que lindo que era hasta ese momento, pero la alegrí­a duró poco, tu primera presión en el fútbol estaba por comenzar. Vos recibí­as ordenes de todos lados, corré para allá, tirala larga, cabeceá.
Realmente no sabias que realizar, el final fue el previsto tu equipo perdió y las expectativas de tu barra familiar estaban por el suelo.
Pero vos sólo tenias una gran ilusión tomar tu coca y saborear tu pancho con el gusto que los niños tienen por ello.
Te acercaste a tu padre y se lo solicitaste, en ese preciso momento recibiste tu primera presión en el fútbol "Como jugaste no te lo merecés así­ que vamos para casa".
Bienvenido al fútbol, el que gana es un rey y el pierde se lo castiga con lo peor.
Esto pasa en miles de hogares luchemos para corregir estos errores, hasta la próxima.

Profesor Gerardo Salorio


Volver