REVISTA ESPECIAL PRIMER SEMESTRE 2019
LANUS
REVISTA ESPECIAL PRIMER SEMESTRE 2019
ANUNCIÁ EN LA HORA JUVENIL
face la hora juvenil
CANAL LA HORA JUVENIL
Decile No A las Drogas!
Insta La Hora Juvenil
LatinCloud
PSICOLOGíA DEPORTIVA
DIARIO LEPROSO
22.06.2012
Profe Salorio
¿LA PRESIÓN ES CONTROLABLE?

Para que no se repita lo del último fin de semana en infinidad de partidos de diferentes deportes.

Ampliar

La semana pasada pude observar determinados descontroles de los participantes, por la famosa palabrita llamada "presión".

Esta denominación existe o es algo que nos colocamos nosotros sin darnos cuenta, el primer caso es el de River Plate donde tiene un sábado negro y luego un Domingo de gloria, parecí­a que la pelota le quemaba en los pies a los jugadores, que se encimaban sobre otro en la definición, y encima un penal malogrado en los minutos finales, la mayorí­a efectuado por jugadores internacionales que deberí­an saber manejar estas situaciones.

Pasamos al caso de Nalbandian, jugador emblemático en copa Davis, que no jugaba una final de gran prix porque a una pelota no llegó, le pegó una patada a la silla del juez de lí­nea y lo lastimó en una de sus piernas al jurado, provocando la descalificación del mismo jugador.

El jugador se lo atribuyó a la presión que se ejerce en estos torneos, paso al partido de los Pumas, donde supieron mantener la concentración y doblegar en los últimos minutos a los Franceses y lograr un triunfo muy bueno.

Bueno vamos a la reflexión final, la presión se trabaja, esto se puede efectuar desde un psicólogo deportivo, el principal componente de colocar un freno a esta problemática y que nos puede enseñar a convivir con ella, y lo más importante es entender que para lograr grandes objetivos la tranquilidad y entender que uno a pesar de estar con público debe entender que debe estar solo con su concentración tratando de abstraerse de todo lo que lo rodea. Lamentablemente, la palabra liderazgo pasa a tener un papel importante, todos aquellos que lo posean estarán comprometidos en los objetivos.

Profesor Gerardo Salorio


Volver